Seguinos

El lado b del poder

Todo lo que se sabe hasta el momento de Ómicron, la variante de Covid que tiene en vilo al mundo

El médico infectólogo y presidente de la Sociedad Latinoamericana de Infectología Pediátrica Roberto Debbag repasó en detalle la información disponible sobre la variante Ómicron, que preocupa a las autoridades sanitarias mundiales.

Publicado

el

A pesar del avance del proceso de inmunización a nivel mundial, la aparición de una nueva mutación del coronavirus mantiene en vilo al planeta: la variante Ómicron, originada en el sur de África.

La paulatina diseminación de Ómicron en distintos países africanos, euroasiáticos y americanos preocupa a las autoridades sanitarias y forzó la suspensión temporal de los vuelos provenientes del continente donde nació el nuevo linaje.

En diálogo con Laura Di Marco en Radio Mitre, el infectólogo Roberto Debbag señaló que “hace muy pocos días que fue detectada y hoy hay todavía más interrogantes que certezas“.

No obstante, el especialista remarcó que “la única certeza es que potencialmente tiene mayor transmisibilidad por la cantidad de casos que han ocurrido en algunos de los países africanos, fundamentalmente Botsuana y cómo se ha registrado en más de doce países que han tenido algún caso“.

Al mismo tiempo, Debbag indicó que la variante Ómicron todavía no es dominante más allá del caso particular de Botsuana, pese a haberse registrado casos en Brasil, Australia, Estados Unidos e Israel, entre otras 50 naciones.

“Sabemos que tiene grandes cambios en su estructura. Los mayores cambios hasta ahora ocurridos. Pero también, según los relatos de infectólogos de Sudáfrica, se muestra que no tendría la gravedad que uno podría esperar con tantos cambios“, afirmó el presidente de la Sociedad Latinoamericana de Infectología Pediátrica.

En relación a la efectividad de las vacunas contra la mutación africana, el entrevistado apuntó que “recién en los próximos días las empresas y los investigadores de todo el mundo estarán empezando los estudios que se llaman de neutralización para saber si las vacunas tienen la misma eficacia“.

“Posiblemente tengan la eficacia de reducir la mortalidad y la morbilidad y las complicaciones pero eso todavía no lo conocemos bien. Es una alerta, todavía no es una alarma mundial“, explicó el experto.

En otro pasaje de la entrevista radial, Roberto Debbag analizó la situación de Argentina en materia de inmunización y subrayó que el país ocupa el puesto 42 del ranking mundial de vacunación, que comprende a 200 naciones.

“No estamos mal pero tenemos bolsones o grupos de personas no vacunadas con la segunda dosis por múltiples factores que no han sido estudiados por el Ministerio de Salud“, advirtió el médico infectólogo.

En esa línea argumental, Debbag calificó como “adecuada” la implementación de un pase sanitario obligatorio para ingresar en ciertos lugares aunque destacó que “debería conocerse la causalidad por la cual la gente no se vacuna y ahí generar la estrategia”.

A modo de cierre, el miembro de la Sociedad de Enfermedades Infecciosas Pediátricas (PIDS, por sus siglas en inglés) sugirió que “todos los argentinos mayores de 18 años que ya hayan recibido la segunda dosis hace seis meses deberían estar recibiendo la tercera dosis”.

“No porque sea la vacuna de refuerzo sino porque el mundo ya sabe que el esquema primario para poder controlar la infección son tres dosis. Recién vamos a saber si hay una cuarta dosis en ocho o diez meses“, finalizó.

Seguir leyendo
Clic para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

El lado b del poder

Radiografía del odio K

Nadie fue más generador de odio que el kirchnerismo. El movimiento populista liderado por el matrimonio K reflotó la palabra enemigo, propia del dictador Jorge Videla, o “gorila”, para denominar a quienes no piensan como ellos.

Publicado

el

A raíz del intento de magnicidio a la vicepresidenta Cristina Kirchner se habló mucho de los discursos de odio. Sin embargo, nadie fue más generador de odio que el kirchnerismo.

El movimiento populista liderado por el matrimonio K reflotó la palabra “enemigo“, propia del dictador Jorge Videla, o “gorila”, para denominar a quienes no piensan como ellos.

Salvo sectores marginales, el atentado contra CFK fue repudiado en forma unánime, como corresponde en una democracia. Es inadmisible, entonces, que el kirchnerismo y sectores del propio Estado salgan a culpar, irresponsablemente, al periodismo por semejante hecho. Un periodismo al que, desde Santa Cruz, siempre intentaron destruir, como hacen todos los autoritarismos.

Adepa (Asociación Argentina de Entidades periodísticas) sacó un comunicado: “No contribuyen a la paz social, las manifestaciones de diversos dirigentes, e incluso de organismos estatales, en las que se intenta vincular, caprichosa y peligrosamente, la labor periodística con un hecho delictivo unánimemente repudiado”.

Raúl Alfonsín tuvo un intento fallido de asesinato, parecido al que sufrió CFK, y no se le ocurrió culpar al periodismo ni al peronismo, entonces su oposición (destructiva, por cierto) por ese hecho aberrante. Después del histórico Juicio a las Juntas, Alfonsín vivía amenazado de muerte. El peronismo nunca lo ayudó, al contrario: lo hostigó con 17 paros generales. La izquierda, tampoco: decía que Alfonsín era “la derecha”. La verdadera derecha, mucho menos.

Alfonsín nunca se victimizó y su vida corría peligro en serio. Los genocidas tenían 40 años, no 90 como ahora.

40 años después una película argentina, favorita al Oscar 2023, cuenta aquel histórico momento. Se llama Argentina 1985 y la protagoniza Ricardo Darín.

Tarde o temprano la verdad se abre camino y las manipulaciones psicopáticas dejan de surtir efecto.

En la foto de portada: niños que fueron incentivados en Plaza de Mayo a escupir sobre imágenes de periodistas y figuras de los medios.

Seguir leyendo

El lado b del poder

Corrupción, poder y mentiras

No hay nada más peronista que apoyar la red de corrupción K montada desde el propio Estado.

Publicado

el

Dicen que una imagen vale más que mil palabras. Pero la impunidad de algunos les permite, incluso, desmentir una imagen.

En esta foto, Lázaro Báez le abre la puerta a Cristina Fernández del mausoleo napoleónico de Néstor Kirchner que él mismo construyó en el cementerio de Río Gallegos. Esta imagen desmiente la saga de mentiras en la que vive esta gente. Corrupción, poder y mentiras. Lázaro, ¡levántate y abre!

El matrimonio K creó un socio fuera del Estado: Lázaro Báez, que pasó de empleado muerto de hambre a multimillonario. Le pagaban sobre precios en la obra pública y después lavaban ese dinero robado con los hoteles.

No hay nada más peronista que apoyar la red de corrupción K montada desde el propio Estado. Cleptocracia en estado puro. Robarle a los que menos tienen en nombre de los que menos tienen.

¿Y la militancia K? ¿tendrá algo para decir? Me refiero a los que creen, no a los que cobran.

Seguir leyendo

El lado b del poder

“Alberto Fernández y Cristina Kirchner son negadores seriales”

Laura Di Marco analizó las marchas piqueteras, las tensiones de poder entre Cristina y Alberto y, también, el dato de inflación de junio de 5,3%.

Publicado

el

Estamos desgobernados por negadores seriales.

¿Qué es un negador? El término viene de la psicología, pero también se aplica a la política.

Un negador, en psicología, es el que no ve o no registra una realidad que para todo el mundo es obvia.

Hechos o datos que están frente a sus narices, pero que el negador no ve.

O no quiere ver.

Datos: el peor junio de los últimos 32 años. Inflación de junio: 5,3 por ciento. 36,2 por ciento de aumento de precios en el primer semestre. 64 por ciento de inflación de anual: de junio a junio.

Dólar blue récord, a $290. Riesgo país 2751 puntos. Protestas de piqueteros opositores y oficialistas, paritarias sin techo: la de los empleados del congreso fue de, casi, un 70 por ciento.

El campo, otra vez en pie de guerra. Los analistas pronostican un aumento de precios a fin de año del 90 por ciento.

Negacionismo es un término que se usa en política para aquellos que, por ejemplo, niegan crímenes de lesa humanidad, como el holocausto. O niegan el racismo o incluso que el hombre haya llegado a la luna.

¿Podría aplicarse para la mala praxis económica, como sería este caso? Una mala praxis que, como en 2001, se está llevando vidas o parejas o salud o conflictos familiares que no aparecen en las estadísticas. ¿Podrá aplicarse? Yo creo que sí.

Alimentos y bebidas es el capítulo más sensible del índice de inflación. En los súper hay racionamiento. Vos lo sabes. Pero la vocera no lo sabe. O lo sabe y lo niega.

La semana pasada el gobierno generó un nuevo cepo por la falta de dólares, pero los negadores seriales niegan que sea así. ¿El cepo al turismo será para cuidar las reservas o para castigar a la clase media que viaja y que, en general, no vota a este gobierno?

Otro negacionista y barrabrava, Aníbal Fernández, subió esta semana un escalón más. Ya no se trata de negar. Habló de magia. ¿Magia dijo o mafia?

El campo en pie de guerra. Asumió la nueva ministra Batakis y lo elogió como un gran generador de divisas, pero al día siguiente vinieron más restricciones a la exportación de maíz.

¿También creerá Cerruti, con su afán de protagonismo, que los piqueteros que se movilizaron hoy por el aumento de planes sociales y el salario básico universal están en una protesta política o realmente la gente en el conurbano no tiene para comer?

No hablo de los gerentes de la pobreza, hablo de las víctimas: las que no tienen para comer.

Se cumplieron dos años del escandaloso cumpleaños de Fabiola Yáñez y de la foto en Olivos que tanto lastimó a la sociedad argentina

Hablé con Pablo Musse, el papá de Solange, la chica que falleció de cáncer durante la cuarentena estricta, privada del acompañamiento de su familia, mientras el poder se nos reía en la cara. La causa en manos del juez Mirabeli y del fiscal Domínguez no está cerrada.

Hace un mes, Musse estuvo en el juzgado de Sandra Arroyo Salgado para hacer una denuncia por prevaricato –mala praxis- contra el juez Mirabeli y el fiscal Domínguez, que pretendieron cerrar con dinero la causa contra el presidente y su mujer.

La foto de Olivos mostró varias cosas, pero dos sobre todo mostró que nos gobierna una casta y que la mayoría de la sociedad cree que no hay justicia en la Argentina.

Por Laura Di Marco para LN+

Seguir leyendo

Trending