Seguinos

La trama del poder

Laura Di Marco: “Las caras de la hipocresía”

Hace once años hice una profunda investigación sobre La Cámpora, que se volcó en un libro. Aquel libro de principios de 2012 arrancaba con una frase de Néstor Kirchner. Les hablaba a sus hijos políticos. La escena relatada era 2008, en la Quinta de Olivos.

Publicado

el

El editorial de Laura Di Marco, en La Trama del poder, en LN+

1 de julio de 202321:29

Ir a notas de Laura Di Marco

Laura Di Marco

PARA LA NACION

Muchachos, hay algo que tienen que entender. En política, hay dos clases de tipos: los que trabajan para un proyecto colectivo y los cogedores sueltos. A las dos de la segunda categoría hay que saber detectarlos a tiempo porque, tarde o temprano, te terminan cagando

Néstor Kirchner se refería a Sergio Massa y a otros dirigentes que, en ese entonces, estaban dentro del kirchnerismo, como Martín Loustau, y a quiénes Néstor Kirchner percibía como políticos con desmedidas ambiciones personales. Políticos, como el caso de Massa, tal vez demasiado parecidos a él.

Muchos años más tarde, en 2023 y tal como lo había pronosticado Néstor, Massa extorsionó a su viuda para quedarse con la candidatura única del reciclado kirchnerismo, ahora Unión por la Patria. O, como le llaman en las redes, “Unión por la Plata”.

Massa amenazó con renunciar y tirarles el Ministerio de Economía por la cabeza si no se cumplía con su ambición de ser ungido como el único candidato a presidente: “Si no soy el candidato, después de las Paso explota todo”.

Así fue como “Wadito” pasó a ser un [EduardoDe Pedro traicionado y [DanielScioli también, al que Alberto Fernández bajó de un hondazo que horas más tarde aparecía a los abrazos con el Presidente en el despacho presidencial.

Estos tres son tres personajes que se detestan entre sí, pero le mienten a la gente mostrándose armoniosos. Son hipócritas. Montan un show. Digamos las cosas como son. Cristina le ordenó esta semana a Scioli, el humillado, que se junte con Sergio Massa para mostrar una ficción de unidad.

Si les aplicaran el suero de la verdad surgiría que se odian. Se odian tan profundamente que, cuando Massa enfrentó al kirchnerismo en 2013, y Scioli era gobernador sufrió un extraño robo en su casa de Tigre. Los Massa siempre lo culparon a Scioli y lo interpretaron como una intimidación.

https://youtube.com/watch?v=2woIPWNmns0%3Ffeature%3Doembed

En esto Malena Galmarini coincide con [LuisD’Elía que, al menos, es menos hipócrita que los demás y dice lo que la militancia piensa de verdad sobre Massa. El peronismo es el juego por ver quién es peor que quién. O más hipócrita.

Amado Boudou, condenado en tercera instancia -tiene condena firme- por robarse la máquina de hacer dinero, está trabajando, como si nada pasara, junto con su amigo Sergio Massa en el acuerdo con el Fondo Monetario Internacional.

Esta fue la primera semana de Massa ministro de Economía y precandidato a presidente. La semana que viene tiene que traer algo del acuerdo con el Fondo, por eso se abre para él una semana crucial.

Cuando militaban juntos en la Ucedé de Álvaro Alsogaray, Massa y Boudou tenían a un jefe político que se llamaba Carlos Maslatón. El nuevo rockstar liberal, ahora fanático de Cristina Kirchner.

La Cámpora y la militancia K no se fuman a Massa, pero se acomodan con Massa. Llenaron las listas con sus candidatos. Agustín Rossi, el ahora precandidato a vicepresidente de Sergio Massa, lo detesta desde siempre y lo ubica -con toda claridad- en el campo de la nueva derecha.

Massa, la nueva derecha. Massa, peor que [MauricioMacri, como dice ahora D’Elía. Massa, un océano de un centímetro de profundidad como dice Aníbal Fernández. La Cámpora es aliada de China y de la dictadura de Maduro.

Massa tiene lazos más que estrechos con la embajada de Estados Unidos y con el círculo rojo de la Argentina que empujó por su candidatura. Ojo, también el FMI empujó por su candidatura. Pero, ¿cómo? ¿Máximo Kirchner no había renunciado a su banca por el acuerdo con el Fondo y ahora tiene un candidato apoyado por el propio Fondo?

Es así. La hipocresía tiene muchas caras. La dictadura de Maduro, estrecha aliada del kirchnerismo y sobre todo de La Cámpora, inhabilitó a la candidata favorita de la oposición por 15 años. María Corina Machado lidera las encuestas para las elecciones presidenciales de 2024.

Lo asombroso del asunto es que el kirchnerismo se llena la boca afirmando que es víctima de una persecución judicial cuando apoya, de manera abierta, a sistemas que encarcelan o expulsan a opositores. No todo es lo que parece.

La hipocresía de la sociedad encarnada en el caso Silvina Luna

La noticia del grave cuadro de salud por el que atraviesa Silvina Luna, intoxicada con metacrilato, aplicado por el médico Aníbal Lotocki en 2011, desató un debate nacional sobre el fanatismo de las argentinas -pero también de los argentinos- por las intervenciones estéticas para parecer más jóvenes y menos imperfectos.

Esta semana he llegado a escuchar acusaciones que casi la convertían a Silvina Luna en culpable de su destino. La acusaban de haber sido manipulada. Lo que le falta a ese “análisis” es que miremos de frente nuestra propia hipocresía y que examinemos realmente nuestras propias creencias. Y después que cada cual haga lo que quiera con su cuerpo. Acá no demonizamos nada, ni a nadie, pero sí saber que hay en el fondo del drama de Silvina Luna.

Si se mira el mundo de los políticos hay pocos que tenga como parejas a “mujeres reales”. A mujeres normales. La mayoría -o los más visibles- tienen al lado mujeres que son verdaderos modelos de belleza -y modelos aspiracionales, también- o a mujeres 20 o 30 años menores que ellos. Con los empresarios sucede exactamente lo mismo.

Estos son los aspiracionales que luego baja a la sociedad. De hecho, por eso el boom de los padres mayores de 60, que tienen hijos con mujeres 20 o 30 años menores que ellos.

No acusamos a nadie, solo describimos una realidad, que es obvia y visible. Hablamos de una sociedad edadista, que expulsa a los mayores, que los hace sentirse invisibles y hasta afuera de la vida. Las mujeres lo sufren especialmente, pero también afecta a los hombres.

La vejez, ser vieja. La amenaza de verse fuera del mundo del espectáculo o de la televisión por “parecer” mayor (no tanto por serlo) está en el trasfondo de la gravedad del cuadro que atraviesa Silvina Luna.

Quién expuso el edadismo en blanco sobre negro, tal vez sin quererlo, fue Elisa Carrió. Y luego pidió disculpas. Hablaba de Luis Brandoni, de 83 años, su adversario para el Parlasur.

Parece que Brandoni, por el solo hecho de haber pasado los 80 años y aunque esté en un perfecto estado cognitivo como parece estarlo, está inhabilitado para competir por su edad.

No es una rareza argentina. La vejez no “garpa” en Occidente. En Hollywood, y aquí en la Argentina, hay un debate muy profundo sobre el hecho de que las actrices mayores no encuentran trabajo. Meryl Streep es probablemente la excepción.

Creencias sociales, profundamente arraigadas, que llevan a hombres y mujeres a hacer cualquier cosa, incluso a poner en riesgo sus propias vidas, para no envejecer. Para no ser expulsados del paraíso.

El problema no es Silvina Luna sino nuestras ideas acerca de la vejez, los cuerpos, la sexualidad, la fama y el paso del tiempo. Si nos dieran el suero de la verdad, lo veríamos con toda claridad.

Laura Di Marco

Seguir leyendo
Clic para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

La trama del poder

Laura Di Marco: “El nuevo dilema de Milei: ¿Era la casta o no?”

Publicado

el

La Ley Bases se presenta como el puntapié inicial para la segunda etapa del Gobierno, que intentará demostrar que tenía razón acerca de la eficacia de su plan; mientras tanto sus críticos se mantienen al acecho con la premisa de que no funcione

PARA LA NACION

Con la aprobación de la Ley Bases y el pacto fiscal -el kit de herramientas que el Presidente necesita para gobernar- el gobierno de Javier Milei entra en una segunda etapa: los que lo apoyan están aliviados porque ahora sí, creen ellos, va a poder probar la eficacia de su plan. Los que lo critican, en cambio, están convencidos de lo contrario: ahora se va a dejar ver que la casta “corrupta” no era el problema, sino que su plan no funciona. Pasado en limpio: llegó la hora de la verdad.

La teoría de Milei se pone a prueba a partir de ahora: ¿Era la casta o no? Antes de su aprobación, el presidente decía que la Ley Bases no era tan importante. Que su plan se iba a ejecutar igual, pero este viernes el jefe de Estado consideró que la aprobación se trataba de un “hito histórico”, incluso “más grande que las reformas de Menem”.

El mismo viernes, el ministro de Economía, Luis Toto” Caputo, anunció el ingreso a la segunda fase del plan económico. Lo dijo así: “En la primera etapa se cerró la canilla de la emisión de dinero por déficit fiscal, algo de lo que se abusó en el gobierno pasado y que generó este desbalance y esta inflación que hemos y estamos viendo. En esta segunda etapa estamos cerrando el grifo del segundo canal de emisión que son los intereses que el Banco Central paga por los pasivos remunerados”.

Lo que ves en esta foto es la gráfica de la fase dos, tal como lo ve Milei. De un lado, Luis Caputo, el encargado de la macro. ¿Qué sería esto? Básicamente su función es la baja de inflación y la doma del déficit fiscal. Del otro lado, un personaje potente que ingresa ahora al gabinete: Federico Sturzenegger, que ya tiene una oficina en Casa Rosada desde hace mucho tiempo.

Federico Sturzenegger, Javier Milei y Luis Caputo
Federico Sturzenegger, Javier Milei y Luis Caputo

Pero ahora entra a jugar a la cancha formalmente. ¿Su función? No es solo la desregulación económica. Su función para Milei es impulsar el desarrollo económico. ¿La demora del ingreso de Sturzenegger es por los cortocircuitos que, en el pasado, tuvo con Toto Caputo? ¿Hay miedo de que opaque a Caputo? El ruido está y el propio ministro de Economía blanqueó el tema y celebró el ingreso de Sturzenegger.

En este tridente hay otro personaje mucho menos conocido que los otros, pero igual de influyente. El enigmático Demian Reidel, asesor estrella de Milei. ¿Cuál es su función principal, según Milei? La convergencia.

¿Qué es la convergencia? El tiempo que necesita la Argentina para acercarse a los indicadores de los países más desarrollados. Ese tiempo, dice Milei, podría acortarse gracias a la inteligencia artificial. Ahora se va a saber la verdad: ¿Era la casta o no?

Te divido el planeta de los economistas en dos partes: las críticas honestas y las teñidas de envidia de economistas que, desde hace 40 años, tratan de arreglar la economía argentina y no lo logran. O nunca lograron llegar donde querían. Porque además de economistas, son humanos.

Algunas críticas honestas dicen que la recuperación de la actividad económica en V, como plantea Milei, no va a ser tan rápida como el presidente dice.

El problema es que, a pesar de que ahora tengamos las leyes, las inversiones no van a llegar hasta que no se levante el cepo, en hay consenso general.

Habló Carlos Melconián esta semana y dijo esto: “El cepo, con un régimen cambiario alternativo, se podía haber abierto. Y el cepo puede tener en algún momento una agenda anunciada por el ministro [Caputo] para ser abierto y para eso, se para frente a la cámara, lo dice y se compromete (…) Acá los números del superávit son muy finitos. El Gobierno no puede levantar el cepo”. Es “ilevantable”, sostuvo.

¿Qué dice Milei? También decía que no iba a poder bajar la inflación rápido y la bajé. La nueva etapa trae otra sorpresa

Dentro de pocos días vas a ver a Mauricio Macri criticando en público lo que no le gusta de Milei y apoyando lo que lo que le gusta. Hasta ahora le había hecho un gran regalo al presidente: su silencio y el acompañamiento sin fisuras de Pro.

Pero ahora que están las leyes, las cosas cambiaron. Macri y Milei no se hablan desde hace 10 días. El Pro lucha para no quedar absorbido por LLA, quieren la fusión de este matrimonio.

Este sábado hablé con Fernando Iglesias y él es de los que dudan sobre la fusión. Dijo algo nuevo, a contramano de lo que pensamos: Milei y Pro no comparten electorado, según él. “No le daría más volumen del que tiene. El Gobierno ha sido capaz de evitar el incendio. Está en una situación difícil pero no en medio de un caos. Eso costó mucho esfuerzo y una participación activa del Pro. Era necesario sostener al Gobierno, evitar la corrida cambiaria y el club del helicóptero. El Pro no es LLA, tenemos coincidencias y diferencias. Y no creo que compartimos electorado”.

Llega Julio y parece que el frío es más intenso cuando gobierna el no peronismo. Cuando el peronismo no gobierna hay más hambre, más frío y los niños desaparecen misteriosamente. ¿No me crees? Aquí te lo explica el CapitánCarr

https://www.instagram.com/reel/C8pchTePnKF/embed/captioned/?cr=1&v=14&wp=1080&rd=https%3A%2F%2Fwww.lanacion.com.ar&rp=%2Flnmas%2Flaura-di-marco-el-nuevo-dilema-de-milei-era-la-casta-o-no-nid29062024%2F#%7B%22ci%22%3A1%2C%22os%22%3A12220.5%7D

Laura Di Marco

Seguir leyendo

La trama del poder

La trama del poder

Publicado

el

Antes de encarar el programa de mañana en La trama del poder, un breve resumen del último episodio.

Nueva marcha por Loan en 9 de julio

El intendente de 9 de julio confirmó el despido de Caillava, funcionaria municipal. Además, investigan una posible trata de personas. El papá de Loan dice: “A mi hijo me lo robaron” y asevera que sospecha de su cuñado.

Milei recibe la medalla Hayek en Hamburgo, Alemania.

“Le dijimos a la gente que las reformas iban a ser duras pero la respuesta está siendo mucho más rápida de lo que imaginábamos”, asegura. 

Miguel Boggiano, economista, analiza la situación y opina que el frente que va a ser más complicado de resolver es el monetario, el del Banco Central. 

Laura di marco opina que hay críticos interesantes de Milei, y “críticos que lo envidian porque logró bajar la inflación al 4,5% en seis meses”.

Seguir leyendo

La trama del poder

La trama del poder- 1 de junio

Publicado

el

Un breve resumen del último editorial de la Trama del Poder antes de encarar el programa de mañana.

El kirchnerismo apuntó contra Milei por la falta de gas. Esta semana el presidente estuvo con Mark Zuckerberg. Muchos critican estos viajes frecuentes en el contexto actual. Hoy le pregunté acerca de esto al economista Claudio Zuchovicki y me respondió “la guerra del mundo de hoy es conectividad, no política, se llaman tecnocracias. Para mí está abriendo la ventana al futuro”.

También, estalló el escándalo de la semana, lo que podía ser un primer caso de corrupción en la era Milei. Con una salvedad: fue denunciado por el propio gobierno libertario lo que sucedió en el Ministerio del Capital Humano. Todo empezó con denuncias de Juan Grabois porque el gobierno actual tenía almacenado alimentos por vencer que no había distribuido.

Además, hoy nos enteramos que la gestión de Pettovello también compró alimentos que están almacenados e incluyó empresas sospechadas de corrupción.

En el medio de esta trama delicada, una funcionaria de Pettovello, Leila Gianni, que hace un tiempo militaba para Masa, hoy dice al respecto de él “me da asco”.

Mirá lo que decía Charly García hace unos años: “me pareció inmoral pretender que el estado me banque mis cosas, de última lo hace el pueblo. Hay mucha gente que dice que el país debería gobernarlo tipos que saben de negocios y no estoy en desacuerdo”.

Seguir leyendo

Trending