Seguinos

La trama del poder

Laura Di Marco: “Quién puede ganar y por qué”

Como pasa en el amor, después de tantos desencantos la Argentina va a votar, dentro de siete días, sin ilusión. A diferencia de 2015, cuando había esperanza, la marca de esta elección es el desencanto, el desinterés, la desconexión o esta idea de ir a votar al candidato menos malo para que se vayan los de siempre. Votamos desenamorados y sin convicción.

Publicado

el

5 de agosto de 2023

PARA LA NACION

¿Quién puede ganar y por qué?. El editorial de Laura Di Marco

El ausentismo, el voto en blanco o nulo devino en un nuevo partido político que, en algunas provincias y municipios, se convirtió en la opción ganadora. Es lógico.

El ministro-candidato llevó el dólar blue de 298, cuando asumió en 2022, a 574: el valor con el que cerró este viernes el dólar paralelo. Una inflación interanual que pasó, como él mismo reconoció, del 71% al 116 por ciento (aunque algunas mediciones privadas hablan de un 120%)

La actividad económica pasó de crecer 5,5% interanual a caer, en mayo, al 5%.

Una investigación de nuestro colega Francisco Jueguen reveló que, no solo hay más pobres que hace un año, sino que la cantidad de chicos con hambre crece, más allá del negacionismo de la increíble vocera presidencial, Gabriela Cerruti.

Cien mil chicos cayeron en la indigencia en un año. ¿Massa quiere ganar o busca ser el líder de la oposición para denunciar el “brutal ajuste”?

Un importante banquero me contó esta semana que, en una reunión en Washington, Massa dijo: “yo no espero ser presidente ahora, sino en el 2027″. Una posibilidad es que busque hacer la mejor elección posible para convertirse en el jefe del peronismo, legitimarse y desplazar a Cristina Kirchner de ese lugar.

Al peronismo le gusta la idea de vender al ministro candidato como un Súper Massa. ¿Quién puede ganar y por qué? ¿Qué escenario nos espera el 14 de agosto?

¿Uno de crisis o uno de paz? Depende. ¿De qué? Depende del resultado

En el mercado (digamos, los agentes financieros) aseguran que, si Massa saca más del 30%, con menos de cinco puntos de ventaja sobre el candidato más votado de Juntos por el Cambio (JxC), el escenario es de crisis. ¿Por qué? Porque el mercado leería que el kirchnerismo puede ganar.

A una semana de las primarais, ¿la sociedad argentina le está preparando una sorpresa mayúscula al Gobierno, tal como pasó en 2019 cuando nadie imaginaba que Alberto Fernández sacaría una diferencia irremontable sobre Mauricio Macri?

Las encuestas se convirtieron en una brújula que funciona mal, pero algo dicen. ¿Y qué dicen? Que la marca Juntos por el Cambio tiene una ventaja sobre Unión por la Patria; que Sergio Massa podría ser el candidato individualmente más votado (pero que difícilmente pueda superar un balotaje); que Patricia Bullrich tiene una ventaja con respecto a Horacio Rodríguez Larreta pero que esa ventaja podría acortarse con la baja del nivel de indecisos.

Los sondeos también coinciden en que Javier Milei se muestra como un candidato competitivo. Vital. Patricia y Horacio están convencidos de que ganan la interna. Patricia porque las encuestas que tiene así se lo muestran. Larreta porque, si bien en sus propias encuestas la favorecen a ella, cree que, a la hora de votar, la gente se moderará y optará por él.

Nadie podría decirte hoy que puede pasar el 13, pero sí te podemos decir lo que pasó y, en lo que pasó, hay pistas sobre lo que podría pasar. Patricia es la candidata más atacada por el peronismo. La gente quiere un cambio. Hay olor a fin de ciclo, que se expresa con datos.

Un rápido paneo por el mapa electoral 2023 y sus proyecciones indica tres puntos clave: que el no peronismo va a gobernar Jujuy, San Luis, Corrientes, San Juan, Chubut. Que muy probablemente ganará en Mendoza, Ciudad de Buenos Aires y Santa Fe. Y que podría sumar Chaco, Entre Ríos y Buenos Aires (la última es la más difícil, pero no imposible).

El politólogo Lucas Romero explica que, sumadas las tres últimas provincias, una misma fuerza política no peronista podría acceder al control de 11 provincias. Un dato inédito desde 1983. Otra certeza: el aparato de poder del peronismo retrocede.

En la Matanza, invicta de alternancia, la pérdida de votos del aparato de Fernando Espinoza es brutal: en 2019 sacó 530 mil votos; en 2021, 330 mil. En el medio perdió 200 mil.

El peronismo siente y sabe que ese aparato de poder que tiene atrapada a la Argentina desde hace 77 años y que enriqueció a casi toda su dirigencia y empobreció a la Argentina es un modelo fatigado.

Jorge Liotti, en su libro “La última encrucijada”, afirma que a la Argentina no le queda mucho tiempo para cambiar de rumbo. ¿Qué significa? Que podemos convertirnos en un país más parecido a otros de Latinoamericana, donde se nace pobre y se muere pobre, y no a esa sociedad homogénea de los años 60 o 70 donde, si la clase media trabajaba un año, se compraba un auto. Y la casa propia era un sueño que nuestros abuelos concretaron.

Estamos ante una nueva oportunidad, la última encrucijada. ¿Podremos aprovecharla?

Laura Di Marco

Seguir leyendo
Clic para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

La trama del poder

Laura Di Marco: “El nuevo dilema de Milei: ¿Era la casta o no?”

Publicado

el

La Ley Bases se presenta como el puntapié inicial para la segunda etapa del Gobierno, que intentará demostrar que tenía razón acerca de la eficacia de su plan; mientras tanto sus críticos se mantienen al acecho con la premisa de que no funcione

PARA LA NACION

Con la aprobación de la Ley Bases y el pacto fiscal -el kit de herramientas que el Presidente necesita para gobernar- el gobierno de Javier Milei entra en una segunda etapa: los que lo apoyan están aliviados porque ahora sí, creen ellos, va a poder probar la eficacia de su plan. Los que lo critican, en cambio, están convencidos de lo contrario: ahora se va a dejar ver que la casta “corrupta” no era el problema, sino que su plan no funciona. Pasado en limpio: llegó la hora de la verdad.

La teoría de Milei se pone a prueba a partir de ahora: ¿Era la casta o no? Antes de su aprobación, el presidente decía que la Ley Bases no era tan importante. Que su plan se iba a ejecutar igual, pero este viernes el jefe de Estado consideró que la aprobación se trataba de un “hito histórico”, incluso “más grande que las reformas de Menem”.

El mismo viernes, el ministro de Economía, Luis Toto” Caputo, anunció el ingreso a la segunda fase del plan económico. Lo dijo así: “En la primera etapa se cerró la canilla de la emisión de dinero por déficit fiscal, algo de lo que se abusó en el gobierno pasado y que generó este desbalance y esta inflación que hemos y estamos viendo. En esta segunda etapa estamos cerrando el grifo del segundo canal de emisión que son los intereses que el Banco Central paga por los pasivos remunerados”.

Lo que ves en esta foto es la gráfica de la fase dos, tal como lo ve Milei. De un lado, Luis Caputo, el encargado de la macro. ¿Qué sería esto? Básicamente su función es la baja de inflación y la doma del déficit fiscal. Del otro lado, un personaje potente que ingresa ahora al gabinete: Federico Sturzenegger, que ya tiene una oficina en Casa Rosada desde hace mucho tiempo.

Federico Sturzenegger, Javier Milei y Luis Caputo
Federico Sturzenegger, Javier Milei y Luis Caputo

Pero ahora entra a jugar a la cancha formalmente. ¿Su función? No es solo la desregulación económica. Su función para Milei es impulsar el desarrollo económico. ¿La demora del ingreso de Sturzenegger es por los cortocircuitos que, en el pasado, tuvo con Toto Caputo? ¿Hay miedo de que opaque a Caputo? El ruido está y el propio ministro de Economía blanqueó el tema y celebró el ingreso de Sturzenegger.

En este tridente hay otro personaje mucho menos conocido que los otros, pero igual de influyente. El enigmático Demian Reidel, asesor estrella de Milei. ¿Cuál es su función principal, según Milei? La convergencia.

¿Qué es la convergencia? El tiempo que necesita la Argentina para acercarse a los indicadores de los países más desarrollados. Ese tiempo, dice Milei, podría acortarse gracias a la inteligencia artificial. Ahora se va a saber la verdad: ¿Era la casta o no?

Te divido el planeta de los economistas en dos partes: las críticas honestas y las teñidas de envidia de economistas que, desde hace 40 años, tratan de arreglar la economía argentina y no lo logran. O nunca lograron llegar donde querían. Porque además de economistas, son humanos.

Algunas críticas honestas dicen que la recuperación de la actividad económica en V, como plantea Milei, no va a ser tan rápida como el presidente dice.

El problema es que, a pesar de que ahora tengamos las leyes, las inversiones no van a llegar hasta que no se levante el cepo, en hay consenso general.

Habló Carlos Melconián esta semana y dijo esto: “El cepo, con un régimen cambiario alternativo, se podía haber abierto. Y el cepo puede tener en algún momento una agenda anunciada por el ministro [Caputo] para ser abierto y para eso, se para frente a la cámara, lo dice y se compromete (…) Acá los números del superávit son muy finitos. El Gobierno no puede levantar el cepo”. Es “ilevantable”, sostuvo.

¿Qué dice Milei? También decía que no iba a poder bajar la inflación rápido y la bajé. La nueva etapa trae otra sorpresa

Dentro de pocos días vas a ver a Mauricio Macri criticando en público lo que no le gusta de Milei y apoyando lo que lo que le gusta. Hasta ahora le había hecho un gran regalo al presidente: su silencio y el acompañamiento sin fisuras de Pro.

Pero ahora que están las leyes, las cosas cambiaron. Macri y Milei no se hablan desde hace 10 días. El Pro lucha para no quedar absorbido por LLA, quieren la fusión de este matrimonio.

Este sábado hablé con Fernando Iglesias y él es de los que dudan sobre la fusión. Dijo algo nuevo, a contramano de lo que pensamos: Milei y Pro no comparten electorado, según él. “No le daría más volumen del que tiene. El Gobierno ha sido capaz de evitar el incendio. Está en una situación difícil pero no en medio de un caos. Eso costó mucho esfuerzo y una participación activa del Pro. Era necesario sostener al Gobierno, evitar la corrida cambiaria y el club del helicóptero. El Pro no es LLA, tenemos coincidencias y diferencias. Y no creo que compartimos electorado”.

Llega Julio y parece que el frío es más intenso cuando gobierna el no peronismo. Cuando el peronismo no gobierna hay más hambre, más frío y los niños desaparecen misteriosamente. ¿No me crees? Aquí te lo explica el CapitánCarr

https://www.instagram.com/reel/C8pchTePnKF/embed/captioned/?cr=1&v=14&wp=1080&rd=https%3A%2F%2Fwww.lanacion.com.ar&rp=%2Flnmas%2Flaura-di-marco-el-nuevo-dilema-de-milei-era-la-casta-o-no-nid29062024%2F#%7B%22ci%22%3A1%2C%22os%22%3A12220.5%7D

Laura Di Marco

Seguir leyendo

La trama del poder

La trama del poder

Publicado

el

Antes de encarar el programa de mañana en La trama del poder, un breve resumen del último episodio.

Nueva marcha por Loan en 9 de julio

El intendente de 9 de julio confirmó el despido de Caillava, funcionaria municipal. Además, investigan una posible trata de personas. El papá de Loan dice: “A mi hijo me lo robaron” y asevera que sospecha de su cuñado.

Milei recibe la medalla Hayek en Hamburgo, Alemania.

“Le dijimos a la gente que las reformas iban a ser duras pero la respuesta está siendo mucho más rápida de lo que imaginábamos”, asegura. 

Miguel Boggiano, economista, analiza la situación y opina que el frente que va a ser más complicado de resolver es el monetario, el del Banco Central. 

Laura di marco opina que hay críticos interesantes de Milei, y “críticos que lo envidian porque logró bajar la inflación al 4,5% en seis meses”.

Seguir leyendo

La trama del poder

La trama del poder- 1 de junio

Publicado

el

Un breve resumen del último editorial de la Trama del Poder antes de encarar el programa de mañana.

El kirchnerismo apuntó contra Milei por la falta de gas. Esta semana el presidente estuvo con Mark Zuckerberg. Muchos critican estos viajes frecuentes en el contexto actual. Hoy le pregunté acerca de esto al economista Claudio Zuchovicki y me respondió “la guerra del mundo de hoy es conectividad, no política, se llaman tecnocracias. Para mí está abriendo la ventana al futuro”.

También, estalló el escándalo de la semana, lo que podía ser un primer caso de corrupción en la era Milei. Con una salvedad: fue denunciado por el propio gobierno libertario lo que sucedió en el Ministerio del Capital Humano. Todo empezó con denuncias de Juan Grabois porque el gobierno actual tenía almacenado alimentos por vencer que no había distribuido.

Además, hoy nos enteramos que la gestión de Pettovello también compró alimentos que están almacenados e incluyó empresas sospechadas de corrupción.

En el medio de esta trama delicada, una funcionaria de Pettovello, Leila Gianni, que hace un tiempo militaba para Masa, hoy dice al respecto de él “me da asco”.

Mirá lo que decía Charly García hace unos años: “me pareció inmoral pretender que el estado me banque mis cosas, de última lo hace el pueblo. Hay mucha gente que dice que el país debería gobernarlo tipos que saben de negocios y no estoy en desacuerdo”.

Seguir leyendo

Trending